El pasado 29 de septiembre de 2020, el Senado aprobó que la vacunación de las niñas, niños y adolescentes en nuestro país sea obligatoria.

Con 103 votos a favor, quedó aprobado el dictamen donde se establece que sea obligatoria la vacunación en México. Un derecho del que será responsable quien ejerza la patria potestad, tutela o guarda de niñas, niños o adolescentes; con excepción de aquellos que cuenten con una justificación médica certificada.

El incumplimiento a esta obligación, será sujeta a que las procuradurías de protección de niñas, niños y adolescentes puedan ejercer la ley sobre quien incurra en la falta.

Para este fin, se realizó una reforma a diversos artículos contenidos en: la ley general de salud, la de niños niñas y adolescentes y la ley de educación, convirtiéndose en un requisito para el ingreso a las instituciones escolares.

A partir de ahora, las escuelas podrán solicitar la cartilla de vacunación para la inscripción y/o reinscripción de los menores. En caso de no contar con el documento o presentarlo incompleto, la escuela deberá canalizar a los padres de familia a una institución de salud para que los niños, niñas y adolescentes reciban las vacunas obligatorias. En caso de negarse, las escuelas podrán solicitar la intervención de las procuradurías de protección de niñas, niñas y adolescentes para mediar el caso.

Enfermedades que se creían erradicadas como el Sarampión, generaron rebrotes debido a la aparición de los movimientos antivacunas, indicó Ricardo Monreal Ávila, coordinador del Grupo Parlamentario de Morena. Por lo que «No es cualquier cosa esta reforma. Es trascedente, no es para llenar la agenda. Se trata de un tema fundamental».

Fuente:
El Economista