Para un recién nacido salir del vientre de su mamá es toda una experiencia. Algo que las mamás pueden hacer para minimizar tantas nuevas emociones y dar tranquilidad al bebé, es realizar el apego materno inmediato.

¿Qué es el apego materno? 

En palabras muy simples, es el vínculo que formas con tu bebé tras su nacimiento. El apego materno consiste en que la mamá tenga un contacto piel a piel con su recién nacido durante los primeros instantes de vida del bebé, para que éste sea su primer contacto con el mundo exterior.

¿Cómo solicito tener apego materno con mi bebé? 

Es probable que el personal médico que atienda tu parto o cesárea, te sugiera llevarlo a cabo, pero si esto no pasa, puedes hacer la solicitud previamente para que estén enterados. A menos que haya una complicación, no se te puede negar el apego con tu bebé. 

* Existen algunas situaciones en las que el apego y la lactancia materna inmediata no son posibles. Por ejemplo en caso de bebés prematuros, en una condición frágil o de emergencia, incluso si la madre ha recibido cierto tipo de medicamentos. En ese caso deberemos posponer el apego y la lactancia materna dándole prioridad al bienestar físico de bebé y mamá. 

¿Cómo se lleva a cabo el apego materno? 

Debes tener a tu bebé sin ropita acostadito sobre tu pecho, también desnudo, durante el tiempo que sea necesario. Durante ese tiempo, podrás mirarlo de cerca, acariciar su carita, platicarle para que reconozca tu voz y tranquilizarlo tras el parto, para incluso dar pie al inicio de la lactancia materna.

Beneficios del apego materno 

  • Te permite conocer de cerca de tu bebé y desarrollar el lazo que ya tenías con él desde el vientre. 
  • Es el momento perfecto para comenzar a darle pecho.
  • Es la forma más fácil de demostrarle tu amor pues este contacto hay liberación oxitocina, la hormona de la felicidad. Sin duda harás feliz a tu bebé y él a ti.
  • Permites que su experiencia en este mundo inicie de forma positiva y tranquila.
  • Contribuyes a la estabilidad de los signos vitales del bebé y su temperatura.
  • Puede ayudarte a evitar o disminuir la posibilidad de depresión post parto.

¿Por cuánto tiempo es recomendable hacerlo? 

No hay un tiempo específico; sin embargo, es recomendable que para que sea efectivo lo hagas por al menos 30 minutos después de su nacimiento. Posteriormente, puedes pedir en el hospital que el bebé duerma en el mismo cuarto para poder tener varios momentos de apego durante sus primeras horas de vida. 

¿El apego puede darse con mi pareja? 

El parto puede ser de dos maneras, natural (vaginal) o cesárea. En el caso de los naturales el bebé es puesto encima de la mamá inmediatamente. En la cesárea, por la herida que hay que cerrar, es posible que mamá deba esperar entre una media hora y una hora. En este último caso algunos hospitales permiten el apego piel con piel con la pareja. El papá pone al bebé desnudito sobre su pecho, también desnudo y protegidos por una manta en la habitación, mientras esperan a que la mamá vuelva del quirófano. Se ha comprobado que el bebé recibe este acto de amor y bienvenida como algo favorable.

Sea cual sea el caso, te recomendamos que tu pareja, dentro de lo posible, se encuentre presente en todo momento durante el nacimiento del bebé, para que también pueda sentir su presencia y conocer su voz. 

Pregunta sobre las normas en cada hospital para saber anticipada qué podrán o no hacer y tomar decisiones informadas.

www.drmarcopediatra.com
Dr. Marco Escalante Rodríguez | Pediatría & Nefrología

Pediatra en Mérida, Yucatán, México | Egresado del Centro Médico Nacional Siglo XXI Ced. Esp. 9610862

Fuentes