La melatonina es una sustancia natural que secreta nuestro cerebro y que nos ayuda enormemente a conciliar el sueño.
Entre el 15 y 20% de los niños y adolescentes, experimentan problemas para dormir que pueden originarse por una alteración en la liberación de esa sustancia.

Al igual que en los adultos, esta falta de sueño les puede provocar:

  • Dificultad para mantener el nivel de atención
  • Irritabilidad
  • Presión arterial alta
  • Problemas de peso y obesidad
  • Dolores de cabeza
  • Depresión

Medidas básicas para promover el sueño

  • Establecer rutinas a la hora de dormir según su edad.
  • Mantener horarios fijos para delimitar los niveles de actividad durante el día.

¿Se recomienda la ingesta de melatonina en niños cuando no duermen bien?

La melatonina se puede encontrar fácilmente en farmacias y comprarse sin receta médica en presentación líquida, de gomitas, tabletas masticables y cápsulas; sin embargo, eso no significa que esté aprobada como un medicamento para dormir por la FDA. Puede usarse como auxiliar en ciertos momentos como, por ejemplo, cuando queremos restablecer rutinas de sueño que por alguna razón se perdieron.

Aunque es un suplemento aparentemente inofensivo, no debe considerarse como una píldora para dormir y debe administrarse bajo supervisión pediátrica.
La vigilancia profesional es importante ya que cada presentación se dosifica de manera diferente, y además, el pediatra debe verificar que su consumo no interfiera con otros medicamentos que los niños pudieran estar tomando.


Aunque existen estudios que muestran resultados favorables de su consumo a corto plazo, aún no se conocen las implicaciones en niños a largo plazo. Existen algunas dudas acerca de, si en algún punto, pudiera afectar el crecimiento o desarrollo. También existe evidencia de que su ingesta puede provocar somnolencia diurna y un aumento en la visita de los niños al baño durante la noche.
¡Ya lo sabes! Antes de comprar este suplemento, consulta con el pediatra para que te oriente sobre la mejor opción. Recuerda que ningún suplemento o medicamento debe sustituir el desarrollar buenos hábitos de sueño. Enseñar a nuestros hijos cómo dormir desde etapas tempranas, es indispensable para que se mantengan saludables durante su desarrollo.


Dr. Marco Escalante Rodríguez | Pediatría & NefrologíaPediatra en Mérida, Yucatán, México | Egresado del Centro Médico Nacional Siglo XXI Ced. Esp. 9610862

Fuente: American Academy of Pediatrics