La vacuna contra COVID aplicada en bebés desde los 6 meses de edad, ha demostrado ser segura y efectiva. Aún no se aplica en México pero sí se aplica en EUA y esperamos pronto tener acceso a ella.

Te resolvemos las dudas más comunes:

La Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) y el Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan la vacuna COVID-19 para niños y niñas desde los 6 meses de edad. No hay preferencia por la vacuna Moderna o la vacuna Pfizer. Se recomienda encarecidamente a los padres que vacunen a sus bebés y niños pequeños con cualquiera de las dos vacunas apenas tengan la oportunidad ya que la vacunación contra el COVID-19 es la mejor manera de reducir el impacto negativo de esta pandemia en todos los grupos de edad.

Dudas frecuentes

¿Por qué este grupo de edad necesita 2 dosis de Moderna y 3 dosis de Pfizer, respectivamente?

La diferencia entre las dos vacunas radica en que ambas emplean diferentes cantidades de ARNm y tienen diferencias en su composición. Es importante entender que más dosis no es sinónimo de una mejor protección. A continuación, te explicamos por qué, dependiendo de la marca, una requiere tres aplicaciones y otra solo dos.

  • La vacuna de 3 dosis (Pfizer) se probó por primera vez con 2 dosis. Se descubrió que agregar la tercera dosis era más efectivo para proteger a los bebés y niños pequeños de la variante omicron, que es la variante más común que se propaga en los Estados Unidos en este momento, por eso la vacuna de esta marca se aplica en una serie de 3 dosis.
  • La vacuna de 2 dosis (Moderna) se probó utilizando 2 dosis. Se encontró que era segura y efectiva. En este momento, Moderna está estudiando una tercera dosis de su vacuna. Es posible que la vacuna también se convierta en una serie de 3 dosis con el paso del tiempo.

¿Debo inclinarme sobre una u otra marca en especial para mi bebé?

La AAP no recomienda ninguna vacuna sobre la otra. Ambas han demostrado ser seguras y efectivas. Los padres deben vacunar a sus hijos con cualquiera de las dos. Así como los padres y madres deben recibir la vacuna que esté más disponible para ellos, esto también debe ocurrir con las vacunas infantiles. La que consigas, es la ideal.

¿Si vacuné a mi hijo o hija de otra enfermedad, puedo ponerle también la vacuna contra el COVID?
Sí, la vacuna se puede administrar al mismo tiempo que otras vacunas, pero de ser posible, consulta con el pediatra para que te asesore.

¿La vacuna les puede generar efectos secundarios?

Así como otras vacunas infantiles pueden provocarles efectos secundarios temporales, la vacuna contra el COVID no es la excepción. Algunos bebés, niños y niñas no se sentirán bien el día de la inyección o al día siguiente.

En las 24 horas posteriores a la inyección, los niños más pequeños, los niños pequeños y los bebés pueden experimentar los efectos secundarios habituales a corto plazo: dolor en el brazo, fiebre, escalofríos o dolor de cabeza. Esto es similar a lo que hemos visto en niños pequeños, adolescentes y adultos.
Ten en cuenta que muchas otras vacunas, como la vacuna contra la gripe, tienen efectos secundarios similares. No todos los experimentan, pero cuando lo hacen, es solo una señal normal del funcionamiento del sistema inmunológico del cuerpo. Los efectos secundarios suelen ser leves y desaparecen en aproximadamente un día.

Algo importante a recalcar para tu tranquilidad, es que entre los miles de niños que participaron en los estudios, no hubo reacciones alérgicas graves, inflamación de corazón u otros problemas graves relacionados con la vacuna, por eso es que finalmente se autorizó su aplicación.

Los beneficios de la vacuna COVID superan los riesgos de infectarse con el virus, que podría incluir hospitalización, COVID prolongado, síndrome inflamatorio multisistémico en niños y muerte.

¿En verdad funciona esta vacuna para los más pequeños?

Los bebés y los niños pequeños de 6 meses a 5 años que reciban las vacuna probablemente obtendrán una protección similar a la que reciben los niños mayores. El nivel de protección contra los síntomas de la infección por COVID es inferior al 50 %. Se espera que ambas vacunas sean mucho más efectivas para prevenir la hospitalización y otros problemas graves.

Tengo miedo de que es una vacuna nueva ¿cómo saber si es segura?
Han pasado más de dos años desde que comenzó la pandemia de COVID-19 y la vacunación sigue siendo la mejor manera de prevenir enfermedades graves o complicaciones como la larga duración de la COVID-19. Ahora los más pequeños pueden vacunarse y estar protegidos de complicaciones. La vacuna COVID es la más estudiada de la historia. La CDC , de cualquier modo, continúa monitoreando la vacuna y alienta a todos los que la reciben a informar cualquier efecto secundario participando en un programa de control de salud posterior a la vacunación.

¿Cómo fue el proceso de probar estas vacunas en los bebés?
Varios miles de niños recibieron la vacuna o un placebo y los investigadores estuvieron atentos de ellos durante meses.
Dos tercios recibieron la vacuna y el otro tercio recibió un placebo para poder compararlos. Durante varios meses, Pfizer y Moderna probaron diferentes dosis para encontrar la mejor para el sistema inmunológico de este grupo de edad. Es así como luego de probarla al fin pudieron saber cuál es la dosis ideal más segura para los niños capaz de protegerlos de complicaciones.

¿Para qué vacunarlos si al mismo tiempo dicen que la mayoría de los niños no se enfermarán gravemente?

Si bien las enfermedades graves ocurren con menos frecuencia en los niños que en los adultos, de todas formas ocurren. Miles de niños en EUA fueron hospitalizados con COVID-19 y más de 1,000 murieron en este periodo. Los investigadores aún se encuentran estudiando cuáles son los efectos a largo plazo de los niños que se han infectado y algunos niños están desarrollando síntomas crónicos a largo plazo.
Sabiendo que también los niños pueden infectar a otras personas, su vacunación también ayuda a que toda la comunidad esté más protegida. Pueden ir a la guardería o a la escuela de manera más segura y tener un regreso responsable a la vida normal.


¿Mi bebé, hijo o hija, realmente necesitan una segunda (y tercera, si es Pfizer) dosis de la vacuna COVID-19? ¿qué pasa si sólo le pongo la primera?
Los estudios clínicos muestran que todos necesitan cumplir con el esquema completo para obtener la mayor protección de la vacuna. Eso no solo es importante contra las variantes existentes, sino también para protegerlos de futuras variantes, que pueden ser aún más contagiosas.


¿Puedo darle a mi hijo paracetamol o ibuprofeno para los efectos secundarios?
Si aparece fiebre o dolor después de la vacuna, está bien darle una dosis adecuada de analgésico infantil previamente prescrito por su médico. No lo administres si los síntomas no han aparecido para no interferir con su respuesta inmunológica.

Ya nos infectamos en casa, ¿de todos modos me sugieren aplicársela?
Sí. Aunque las personas infectadas tendrán cierto nivel de inmunidad natural temporal, la vacuna brinda protección adicional. Todos sabemos que es posible contraer COVID-19 más de una vez, por lo que la vacuna ayuda a prevenir otra infección y los síntomas graves. Recordemos que la vacuna no es sinónimo de no contagiarnos, sino de no complicarnos y proteger a todos los de alrededor.


¿Hay alguna razón por la que mi hijo NO deba vacunarse?
Si tu hijo tiene algún tipo de enfermedad o tienes dudas sobre si la vacuna puede interferir con otro padecimiento, llama a su pediatra para aclarar tus dudas. En general, casi todos los niños son elegibles para recibir la vacuna. Una excepción serían los niños que han tenido reacciones alérgicas graves a ciertas vacunas, pero estos casos suelen ser muy raros.

Fuente Academia Estadounidense de Pediatría junio 2022