Muchas infecciones estomacales infantiles son causadas por una bacteria llamada helicobacter pylori.
Nadie sabe exactamente como se contrae, pero una de las formas es el contacto de persona a persona y la transmisión a través de alimentos y agua contaminada.

Esta bacteria puede causar una úlcera que puede provocar una sensación de ardor o dolor prolongado en el estómago que va y viene, la molestia se da con más frecuencia horas después de comer y en la noche.

¿Qué otros síntomas provoca?

• Gases e hinchazón
• Náusea y vómitos
• Pérdida de apetito
• Pérdida de peso
• Vómitos con sangre y evacuaciones oscuras debido al sangrado en el estómago o duodeno

¿Cuándo hay que acudir al pediatra?

  • Cuando el niño o niña tienen sensación de ardor estomacal que empeora entre las comidas, a las primeras horas de la mañana o en la noche.
  • Cuando aparece dolor abdominal, vómitos, pérdida de apetito y de peso.
  • Cuando tiene evacuaciones o vómitos con sangre.

¿Se puede prevenir?

Hasta el momento no hay forma de prevenirlo, se está investigando una vacuna que algún día podría llegar a prevenir la infección. El riesgo de un paciente que no se trata y presenta cuadros agudos, es que tiene un aumento de riesgo de desarrollar cáncer en el estómago en el futuro.

Fuente Immunizations &Infectious Diseases: An Informed Parent’s Guide American Academy of Pediatrics)