Si estás leyendo esto, seguramente tú o alguien cercano a ti está a punto de recibir un bebé.
Nos preparamos mucho en cuanto a qué debemos comprar o tener listo, pero se nos olvida algo sumamente importante, informarnos acerca de todo lo relacionado a quien velará por la salud de nuestro bebé desde sus primeras horas de nacido.

Imagen Dr. MARCO ESCALANTE Rodríguez®

La mayoría de los pediatras, permiten que las mamás puedan agendar cita con ellos desde semanas antes del parto. Esto les permite conocerlos, resolver sus dudas y organizar todo lo relacionado al día del nacimiento, a esto se le conoce como consulta prenatal pediátrica.

¿En qué consiste la consulta prenatal pediátrica?

  • Durante esa visita, los papás y mamás podrán conocer al pediatra y resolver todas las dudas relativas a la salud de su bebé desde el día uno.
  • El pediatra recopilará información sobre el embarazo y verificará si existe algún riesgo potencial que deba considerarse basándose en el historial médico o embarazos pasados de la madre.
  • Idealmente esta consulta se debe programar alrededor de la semana 32 de gestación. Esto permite que los padres tengan una idea más clara sobre en qué hospital nacerá el bebé, si se está considerado un parto natural o cesárea y que el doctor les explique cuáles son los procedimientos, exámenes e inmunizaciones que se le deben realizar a los recién nacidos.

¡Prepárate para la cita!

  • Escribe todas tus dudas para que no se te olvide ninguna, así aprovecharás al máximo cada momento para resolverlas de la mano de un experto.
  • Verifica cuánto tiempo lleva el pediatra en práctica, qué opinan sus clientes de sus servicios y cuál es su modo de trabajar en los partos, consultas o urgencias.
  • Averigua en qué hospitales puede atender a tu bebé y a dónde puedes acudir a consultar en caso necesario.
  • Pregúntale si podrás contactarle fines de semana y cuál será el medio de comunicación para establecer contacto entre ustedes.
  • Verifica si te da confianza. Una relación con un pediatra puede incluso durar hasta la adolescencia de ese bebito que hoy estás por tener en brazos. Así que es importante que los papás y mamás se sientan cómodos con esta persona.
  • Si te mudaste recientemente a la ciudad, revisa las reseñas en las redes sociales del pediatra para conocer cuál es la opinión de terceros.

Las visitas prenatales son particularmente importantes para:
• Mamás primerizas.
• Madres experimentadas, pero ha transcurrido mucho tiempo desde tu último parto.
• Embarazos de alto riesgo.
• Padres que esperan más de un bebé (por ejemplo; gemelos/trillizos).
• Nuevos padres y madres adoptivos.

Dr. Marco Escalante Rodríguez | Pediatría & NefrologíaPediatra en Mérida, Yucatán, México | Egresado del Centro Médico Nacional Siglo XXI Ced. Esp. 9610862 https://drmarcopediatra.com/contacto/